Saltar al contenido

La Telepatía

La telepatía

La Telepatía o » leer la mente», es un término que se refiere a la capacidad mental de los humanos de comunicar información de una mente a otra, sin usar herramientas adicionales como el habla o el lenguaje corporal. La telepatía se relaciona a menudo con diversos fenómenos paranormales como la precognición, la clarividencia y la empatía. Antes de que el término se empleara por primera vez en el siglo XIX, se confundía telepatía con clarividencia. Pero lo cierto es que el telépata no adivina nada, sólo «lee» mentes sin importar la distancia a la que se encuentren. Muchas veces se ha atribuido también telepatía a lo que sólo es una hiper agudeza sensitiva.

La telepatía

Determinados seres humanos han nacido con los sentidos más desarrollados que otros, por lo que pueden oír o ver cosas más allá de lo normal. El investigador Myers fue quien bautizó, en 1882, definitivamente este fenómeno. Definió así a la telepatía: «la comunicación de impresiones de cualquier tipo de una mente a otra que se realiza con independencia de las vías sensoriales comunes». Algunos consideran que telepatía significa la comunicación directa entre mentes a gran distancia. Por lo que frases como transmisión de pensamiento, lectura de la mente, o sugestión mental sólo se aplican a la comunicación directa entre mentes en un mismo cuarto o a pequeña distancia. Sin embargo, por lo general la connotación de telepatía consiste sólo en la exclusión de los canales reconocidos de la sensación, sin importar la distancia.

En síntesis, dentro de la telepatía podemos encontrar dos tipos de situaciones: —Una comunicación telepática intencional o una comunicación telepática espontanea.

 
En la Comunicación espontanea, la persona a «leer», concentrará su mente en algún objeto o escrito por ejemplo, y hará un esfuerzo mental por transferir lo que ve a otra persona ( es decir el telépata) que puede o no, saber de ello o por el contrario en la comunicación intencional, el telépata sabe de este intento y se esforzará por recibir esta comunicación telepática y verbalizarla. 


En el caso de las comunicaciones espontáneas, hasta donde se puede saber, la persona a leer no tiene intención de manifestarse a sí mismo al telépata. Y aquí están incluidas especialmente las comunicaciones de anuncio de peligro, enfermedad, aflicción, o muerte de alguna persona, por lo general de un amigo o familiar, o la aparición del fantasma de tal persona, sobre todo en el momento de su muerte. A veces consisten en un mero acontecimiento físico coincidente con la muerte, tales como un ruido, la caída de algún objeto, etc. En ciertos momentos son percibidos por sentimientos de agitación e inquietud, o la repentina idea de lo que está ocurriendo cruza como flashes por su mente. Finalmente en ocasiones, ya sea despierto o dormido, se ven apariciones, e incluso escenas enteras testimoniadas en todos sus detalles.

La telepatía

A lo largo de muchos años de estudios sobre la telepatía, se han llevado a cabo muchas pruebas tanto a personas normales y despiertas como bajo hipnosis, dónde se ha podido comprobar todo tipo de comunicaciones desde gustos personales, ruidos o música, imágenes y fotos o hasta sensaciones como el dolor o el bienestar. Por medio de la Telepatía también se ha podido comprobar tipos diferentes de adivinación como colores, signos, números, figuras, cartas.., pensados por la persona a leer; así como diferentes tipos de movimiento según la voluntad de la persona que envía la comunicación telepática. Hasta en algunos caso más excepcionales se han podido enviar hasta apariciones de uno mismo, o incluso de otra persona ajena a esta «transferencia» y situado en otra estancia o lugar.

¡Llámanos!