Saltar al contenido

¿Cómo quitar el mal de ojo?

¿Qué es el mal de ojo?

El mal de ojo es un mal que se recibe de otra persona “ojeándolo” con una mirada de odio, rabia o envidia, por lo cual este tipo de mirada puede afectar al ojeado con las malas energías.
Este tipo de ritual, no es hecho apropósito, no siempre es voluntario o consciente sino que ocurre por las fuerzas negativas de la mirada. No es ningún tipo de maldición o embrujo sino que suele realizarse sin querer ya que se basa en la fuerza de la mirada y las malas energías de las personas.
El mal de ojo afecta desde animales (perros, gatos y otros), personas mayores y especialmente a los bebes, ya que son vulnerables al mal de ojo.
Actualmente, se está estudiando este caso, ya que se ha visto que las personas pueden estar cargados de malas o buenas energías y la visión puede llegar a ser un medio de transporte energético.


El Mal de ojo existe, es real y debemos prestarle la atención que merece. Es una
cuestión de energía y de poder mental.

Que síntomas se representan con el mal de ojo

Son muchísimos los síntomas que se pueden presentar al recibir el mal de ojo.
Entre ellos los más importantes son : pesadillas, sueños con despertares bruscos, pesadez, cansancio constante, torpeza mental,  sin concentración, ansiedad, presión, nerviosismo, depresión y un sin fin de malestares que llegan de golpe.


¿Como sabemos si tenemos mal de ojo?

Para saber si tienes mal de ojo debes poner agua en un vaso casi hasta arriba. Mojar con aceite de oliva el dedo indice de la mano que mas usamos. Poner el dedo sobre el vaso y dejar caer una o varias gotas de aceite sobre el agua.
Observar cómo queda la gota de aceite.  Si la gota se rompe, o se forma muchas pequeñas gotas o se desprenden hacia los bordes del vaso, lamentablemente tenemos mal de ojo.
De lo contrario si la gota o las gotas de aceite se mantienen sin cambio, quietas, por suerte estaremos limpios del Mal de Ojo.
¿Como se quita el mal de ojo? 
Existen un sin fin de amuletos y rituales. Pero sin lugar a duda el mejor remedio

¡Llámanos!